¿Cómo quitar el óxido de un metal de forma casera?

Cómo quitar el óxido de un metal de forma casera

Cuando el agua llega a la superficie de una herramienta de metal y permanece allí durante días, el resultado es que puede tener lugar un proceso de oxidación y dejar la herramienta oxidada.

  • Baño de vinagre

Sumerge tu artículo en vinagre blanco y déjalo reposar durante la noche. Retira y raspa con un cepillo de lana de acero. Si tu artículo no puede sumergirse, remoja los trapos en vinagre blanco y envuelve el área oxidada.

  • Ácido cítrico

Agrega unas pocas pulgadas de agua caliente a un tazón y espolvorea 2-3 cucharadas de ácido cítrico. Sumerge su artículo y déjalo reposar durante la noche, retíralo por la mañana, frota las manchas de óxido persistentes con un cepillo, enjuaga y seca.

  • Limón y sal

Cubre generosamente el área oxidada con una capa de sal, corta un limón (o lima) por la mitad y exprime el jugo sobre la sal. Deja que la mezcla repose, luego elimina el óxido con la cáscara. Si queda óxido, repite el procedimiento y deja reposar la sal y el jugo durante una o dos horas más, hasta que el óxido desaparezca por completo. Enjuaga, luego seca.

Óxido de un metal

Óxido de un metal

¿Cómo quitar el óxido con bicarbonato de sodio?

Enjuaga el artículo de metal y agita en seco. Colócale el bicarbonato y asegúrate que se le pegue en las partes oxidadas.  Deja el artículo durante aproximadamente una hora, luego frota con lana de acero o un cepillo de metal, eliminando el óxido. Enjuaga y seca con una toalla.

¿Cómo quitar el óxido del aluminio?

El aluminio no se oxida, pero puede mancharse con óxido, como los pernos de las ruedas o los tornillos de montaje. Las manchas de óxido en el aluminio se pueden eliminar con limpiadores ácidos, oxigenantes u orgánicos, o con abrasivos finos como lana de acero.

Quitar el óxido del metal

Quitar el óxido del metal

¿Cómo quitar el óxido del metal rápidamente?

  • Combinación de papas y jabones

Para artículos metálicos sin tarea específica o trabajo de alivio, puedes aplicar papas y jabón para lavar platos para eliminar el óxido. Corta la mitad de la papa y cubre el área de la rodaja con jabón común. Limpia la superficie oxidada con la papa para quitar el óxido. Lava y secar con una toalla.

  • El proceso del ácido cítrico

El ácido cítrico que está disponible en las tiendas naturistas o en algunos comestibles funciona bien cuando se trata de eliminar el óxido, pero también puede quitar la pintura y otros recubrimientos.

  • Quitar el óxido de los muebles de metal

Cuando un artículo de metal comienza a oxidarse, debe tomar algunas medidas de eficiencia. El tipo de superficie metálica y el tamaño del óxido en los objetos determinan qué técnica y herramientas funcionarán correctamente. Una de las formas más efectivas y directas para eliminar el óxido de los muebles de metal es el uso de un agente de limpieza suave.

Lo único que necesitas es un agente de limpieza y un pedazo de tela vieja. Pulveriza con precisión sobre el área oxidada y usa un trapo para aplicar el limpiador suavemente. Luego, limpia toda la superficie a fondo. Las manchas de óxido comenzarán a volverse de color rojo parduzco y desaparecerán lentamente con un roce permanente. Debes limpiar todas las superficies humedecidas con un trapo limpio y seco para eliminar cualquier partícula de agua. Es una forma adecuada de proteger tus muebles de metal contra la oxidación.