¿Cómo hacer escalibada?

Cómo hacer escalibada

Es una comida a base de berenjenas y verduras asadas, pimiento, la cebolla y el tomate son los protagonistas cuya presencia en las cartas de los restaurantes catalanes es casi imprescindible.

Receta de verdura escalibada al horno

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total1 h 45 m
  • Elaboración15 m
  • Cocción1 h 30 m
  • Reposo30 m

Ingredientes  para 4 personas

  •  1 Berenjena
  • 1 Pimiento rojo
  • 2 Cebollas
  • 1 Cabeza de ajos
  • 3 Tomates
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal gruesa

Lava y seca la berenjena, el pimiento y los tomates. Pincha la berenjena con un cuchillo afilado para que no reviente con el calor del horno.

Coloca todas las verduras en una bandeja para horno, excepto los tomates, y las riega con un poco de aceite de oliva virgen extra. Introduce la bandeja en el horno precalentado a 170ºC durante una hora. Voltea las verduras, incorpora los tomates a la bandeja y asa 30 minutos más.

Dependiendo del tamaño de las verduras, especialmente de las cebollas, el tiempo puede necesitar ajustes así que el indicado es meramente orientativo.

Comprueba que estén tiernas las verduras antes de retirar la bandeja del horno y deja enfriar para poder quitar la piel y pepitas al pimiento y a la berenjena.

Saca, presionando ligeramente, los dientes de ajo de la cabeza asada. Añade la sal marina. Hay quien también le añade unas gotas de vinagre.

Podemos servir la escalibada tal cual como entrante de una comida, como guarnición de carnes y pescados o sobre una rueda de pan de pueblo para un picoteo informal.

Escalibada a la mediterránea

Se trata de una receta que bien puedes incluirla en tu dieta ya que es un plato muy rico al mismo tiempo que bajo en calorías.

Escalibada

Escalibada

Simplemente se elabora a base de verduras de temporada asadas, una pizca de sal y puede ir acompañado de ventrisca y huevo cocido. El término escalibada viene del verbo escalibar y significa cocer al vapor o a la brasa. Un plato muy típico de la gastronomía catalana y que se suele hacer en verano.

Ingredientes para la receta de escalibada:

  • 2 pimientos rojos
  • Dos pimientos verdes
  • 2 berenjenas
  • 3 tomates
  • 2 cebollas
  • Atún con aceite de oliva
  • 3 huevos duros
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta de escalibada:

1. Pela las cebollas y las lava junto con los pimientos, las berenjenas y los tomates.
2. Seca con un papel y las colocamos sobre la bandeja de horno previamente precalentado a 200ºC. Horneamos las verduras durante una hora a 180ºC.
3. Una vez que las verduras estén hechas saca y reserva. Cuando estén templadas comienza a pelarlas y  colócalas en la bandeja donde vaya a servirla.
4. Comienza con los pimientos, los abrimos por la mitad para quitarles la carne y las pepitas, y colócalo en la bandeja en su propio jugo.
5. Pela los tomates y le quita la piel y las zonas más duras que veamos. Igualmente, los colocas junto con los pimientos en su propio jugo.
6. Pelas las berenjenas, quitando las semillas del interior y las añade a la bandeja en su propio jugo. Trocea también la cebolla y la colocamos junto al resto de verduras.
7. Coge un diente de ajo, trocéalo y lo añades sobre las verduras junto con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sal.
8. Finalmente, añade la ventrisca encima de las verduras junto con los huevos cocidos y ,ya tienes una escalibada riquísima y saludable lista para comer.

Un plato que puede considerarse como entrante, para picar, ya sea a la hora de comer o de cenar, o un perfecto primer plato de un menú de verano.

Es una de las recetas más nutritivas y saludables ya no solo por sus ingredientes sino también por su forma de elaborarse, todo al horno.

¿Cómo hacer escalibada de pimientos?

Ingredientes:

  • 4 Pimientos rojos grandes
  • Sal
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso a Paso:

  • Lava bien los pimientos y sin secarlos los pones en una bandeja de horno a la que le habras colocado papel vegetal en el fondo.
  • Con el horno precalentado a 150ºC por la parte de arriba, introducimos la bandeja con los pimientos y sólo tendremos que ir dando la vuelta cogiéndolos por el rabito para que se tuesten bien por todos lados.
  • Después de unas 2 horas ya estarán asados, sacas del horno y tapa la bandeja por encima con unas hojas de papel de periódico y dejamos enfriar.
  • Una vez fríos los pelas, le quitas las semillas, y con los dedos parte los pimientos en tiras largas. El jugo procura recogerlo, con lo rico que está sería una lástima tirarlo.
  • Sólo queda salar al gusto, laminar los dientes de ajo e incorporarlos y aderezar con un chorro de aceite de oliva. Remueve y deja macerar por lo menos una hora para que se mezclen lo sabores; aunque si se hacen de un día para otro, mejor.