¿Qué es la vocación profesional?

Qué es la vocación profesional

La vocación profesional es la tendencia natural que tiene una persona a practicar una profesión en particular, de acuerdo con sus habilidades y preferencias.

Una vocación del latín vocātiō, que significa una llamada, convocatoria es una ocupación a la que una persona se siente especialmente atraída o para la cual está capacitada, capacitada o calificada

  1. Un fuerte sentimiento de idoneidad para una carrera u ocupación en particular.
    2. El empleo u ocupación principal de una persona, especialmente considerado como digno y que requiere dedicación.

Tu vocación es tu por qué. Puede estar vinculado a su profesión o no. Es algo que trasciende tu carrera, tu pasión y tu profesión. 

Algo mayor que tú. Una causa, una meta, una creencia que es casi utópica, y que probablemente sea imposible de concluir, pero morirás en el intento.

Tu vocación no se trata de ti. Se trata de otros, del mundo, de la sociedad.  Lo más probable es que la diferencia que traes al mundo sirviendo a tu vocación está definitivamente vinculada a tu pasión. Porque servir a tu vocación es extremadamente gratificante y gratificante. 

Puede suceder que algunas personas no se apasionen en absoluto con su vocación, y la sirven simplemente porque tiene que hacerse, merece hacerlo, pero no obtienen nada de ella. Pero no he conocido a nadie así hasta ahora.

Tu vocación es este faro en el horizonte que te guía hacia tu objetivo y te ayuda a tomar decisiones. No tomarás ninguna decisión que contradiga tu vocación. Si lo haces, sentirás un gran conflicto moral, ya que estás violando tus valores.

¿Cómo descubrir la vocación profesional?

Si no estás seguro de cómo descubrir tu llamada, aquí hay algunos consejos para ayudarte a comenzar:

  • Fíjate en lo que te cautiva. 
  • Crea un inventario de tu vida, reflejando los llamados pasados. 
  • Lleva un diario anotando todo lo que te gusta hacer. 
  • Pregunta a los demás qué piensan.
  • Usa tus valores como guía.

Queremos un trabajo que en realidad no se sienta como un trabajo. Algo que utiliza nuestros talentos y nos brinda una gran satisfacción.

Una vocación es el trabajo que haces por sí mismo; casi sientes que lo harías incluso si no te pagaran. Las recompensas de los salarios y el prestigio son periféricas para poder utilizar la pasión de una manera satisfactoria. 

Las personas con vocación sienten que su trabajo tiene un efecto sobre el bien mayor y un impacto más allá de sí mismos. Creen que su trabajo realmente utiliza sus dones y talentos únicos. Esto es lo que estaban destinados a hacer.

Vocación profesional

Vocación profesional

Cuando se trata de satisfacción y felicidad en la vida, los que tienen un trabajo son los menos satisfechos, los que tienen una carrera y los que tienen vocación se sienten más satisfechos. 

No hay sorpresas allí. Una vocación abarca más que el trabajo que le pagan; aprovecha tu propósito de toda la vida. 

Cuando hayas encontrado tu vocación, lo sabes: tu vida está llena de alegría, satisfacción y verdadera plenitud. Por el contrario, si estás viviendo una vida en desacuerdo con tu vocación, hay dudas al respecto. 

Eres indescriptiblemente inquieto; te despiertas en medio de la noche como si no pudieras respirar, como si tu pecho tuviera un gran peso; la vida parece pasarte y no tienes idea de qué hacer al respecto.

¿Cuáles son los tres elementos de la vocación?

Sabiendo que la vocación es eso que nos impulsa que forma parte de un todo en nuestra vida que es esa fuerza ese llamado interno que es parte de la persona.

Nombramos tres elementos fundamentales que están muy ligados o dan forma a la vocación los cuales son: Gusto, Actitud y Entrega.

  • Gusto por lo que haces: disfruta, ama, agrada.
  • Actitud: investiga, busca, planea, plantea, y se positivo.
  • Entrega lo mejor: te sientes realizado, lucha por lo que ama. Sientes que tu esfuerzo y dedicación no es en vano.

Estos tres elementos le inyectan pasión a lo que haces sintiéndote gratificado.

¿Por qué es más importante la vocación que la profesión?

Entonces tu vocación es mucho más que un trabajo o una carrera. Es el trabajo que sientes que estás preparado para hacer y para el cual estás preparado para dar todo tu tiempo y energía.

El trabajo que haces debe ser desafiante y gratificante. Desafiante porque estás creciendo y siendo gratificante cuando el trabajo es adecuado para ti y coincide con tus puntos fuertes; esos regalos únicos que, cuando se usan, tienen un impacto. 

Es solo entonces cuando sientes el flujo, que, según hace que valga la pena vivir.